Enteógenos versus Despertar desde la Unidad

Tu cuerpo, tus sentidos, tu mente y todos los estados de la conciencia, vienen y van, pero tú eres esa presencia intemporal. Le llamamos SER, CONSCIENCIA, ESENCIA, BRAHMAN, SHIVA, da igual.
La idea de que hay algo que conseguir está profundamente arraigada, por eso continuamos buscando un despertar, un obtener, un conseguir algo. Pero no hay realmente nada que ganar o perder. Tú ya eres ESO. Solo hay que reconocerlo. Cuando se reconoce, apreciaras un gran sentido de unidad, de ser solo uno.
En este estado, estás libre de memoria, juicio, comparación y valoración, te reconoces en todo, te reconoces en el acontecer presente.
Es un estado de absorción total en el momento presente, como cuando observas algo que te fascina en extremo y te invade una emoción y admiración desbordante sin juicio ni valoración y te sientes en ello, quedas atrapado en ello, la mente en blanco, y solo ese  “oooooooh”. Esto es solo una aproximación.
Imagínate este goce en todo momento, cuando andas por la calle, cuando estas en casa, en todo lo que miras, en todo lo que oyes, en todo lo que tocas, ver todos los colores como si fuera la primera vez que los ves, con ese “oooooooh”,y sentirte uno con ello.

Con los enteogenos puedes vislumbrar algo de esto, pero con el inconveniente que es incompleto, al estar  ligado al ego y a tu identidad separada, lo experimentas desde la individualidad, no desde la unidad. Entonces no deja de ser una experiencia que viene y se va. Es una experiencia de la mente. Esto crea deseo y sufrimiento.

En el verdadero despertar, se ve con toda claridad que el despertar en si mismo no es personal. Es el Espíritu universal o la Consciencia universal la que despierta a si misma. En lugar de ser el “yo” el que despierta, es despertar del “yo”. Lo que somos despierta del buscador.

Camaal

 

Anuncios

One Response to Enteógenos versus Despertar desde la Unidad

  1. camaal dice:

    Quiero participar con vosotros un comentario de Adyashanti.
    Sobre la falsa identidad.

    A lo largo de tu vida habrás experimentado ocasiones, conscientemente o no, en la que te hayas olvidado momentáneamente del “yo” que te habías identificado. Esto puede ocurrir espontáneamente ante una hermosa vista, o cuando olvidas el ego. La gente normalmente pasa por alto estos momentos.

    Después de experimentar el “momento agradable”, volvemos a construir nuestra sensación habitual de identidad. Pero estas oportunidades son, de hecho, pequeñas maravillas a través de las cuales puedes experimentar la verdad. Si te pones a buscarlas, las detectaras.
    De repente, la mente dejará de pensar en su historia. Tal vez percibas que tu identidad o tu sensación del “yo separado” se toma un descanso, y lo que tu eres de verdad no desaparece.
    Entonces te preguntas:

    ¿QUIEN SOY REALMENTE? Si mi identidad puede tomarse un descanso y yo no desaparezco, ¿entonces quien soy?.

    O mejor:

    ¿QUÉ SOY CUANDO DESPAREZCO?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: