Enamorarse y perder la Forma, el Juego Supremo

Dentro de la Maya ¿cual es el juego supremo? Yo no he conocido privilegio mayor que la devoción, la relación amorosa entre el yo temporal o ego y el Ser Supremo. A veces uno se llega a convencer de que toda la creación se originó solamente para llegar a ese momento, en el que el amor se desborda y explota hasta perder su nombre convirtiéndose en Amor Supremo, en Devoción. Y el cuerpo humano es un instrumento que puede cantar, rezar y danzar hasta el éxtasis, un regalo.

Los sufíes lo llamaban hacerse uno con El Amado, yo (como soy “mu” macho, oiga) prefiero fundirme con Durga, Lakshmi, María Magdalena o cualquier forma para la que mi mente este preparada hasta que las formas desaparecen y sólo queda el Océano de Amor Infinito.

La devoción es el mayor don que da el creador a sus criaturas en esta Matrix o Maya. En ese amor el ego puede morir tranquilamente. ¿En que mejores brazos hacerlo? Dicen que hay maestros que no se iluminaban debido a su relación con la diosa, les costaba soltar ese último asidero de Maya, antes de caer en ese vacío pleno que todo lo disuelve para construirlo después en otras formas y maneras. Por eso es un lujo conseguir la realización y luego dejar que el ente temporal viva en esa presencia como un amante que hace todo en la vida para y por su amad@.

Arup

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: